Ultimate magazine theme for WordPress.

NO SEÑOR MORENO…YA NO

Por Rodrigo Mancheno G.

223

No señor Moreno. Nadie pretende desestabilizar a su gobierno. Usted es quien lo desestabiliza con tantas mentiras, abusos de poder, persecuciones políticas y desatinos.

NO SEÑOR MORENO…YA NO

La peor tontera que un mandatario mal informado puede afirmar, es que todos los miles y miles de manifestantes en contra de las absurdas medidas económicas, son correistas.

Su desesperación, señor Moreno, perseguido por su propia conciencia , le induce desvariar de manera sorprendente.

En las calles hay un pueblo de toda condición social,  política, religiosa  y de los más recónditos lugares del país, que protesta por las medidas económicas implementadas. Un pueblo que defiende su derecho a la vida y se opone a sus medidas siguiendo las pautas de la derecha política, de la oligarquía y las imposiciones del Fondo Monetario Internacional.

En las calles y plazas públicas de todas las ciudades del país hay miles de compatriotas que exigen rectificaciones para que no se afecte aún más la dura situación económica de sus hogares; exigen fuentes de trabajo, seguridad, obra pública.

Demandan paz.   

Las medidas económicas decretadas no fue otra cosa que el detonante que encendió la chispa para el estallido social. Ahora pretende aplacar el fuego invitando al diálogo con pistola en mano y el tozudo anuncio de que no cambiará la decisión.

Le resultó más fácil clavar una carga más al pueblo para aumentar las arcas fiscales, antes que frenar la evasión de impuestos como recomienda la Universidad Central del Ecuador.

No señor Moreno, ya nadie le cree.

Salga señor Moreno del escondite social cristiano y compruebe de cerca los estragos de sus pésimas acciones: Ha dejado sin fuentes de trabajo a miles de ciudadanos que llevaban el sustento a sus hogares; ha entregado graciosamente más de cuatro mil millones de dólares a sus amigos empresarios para acudir al F.M.I en busca de más dinero a cambio de la paz social; ha mentido sin vergüenza como aquello de que “EN MI GOBIERNO NO SUBIRÉ LOS PRECIOS DE LOS DERIVADOS DEL PETRÓLEO”; ha propiciado un clima de desintegración de la unidad latinoamericana; ha olvidado el mandato ciudadano en las urnas para que nunca más se instale bases militares ajenas en nuestro territorio nacional; ha creado un ambiente de desconfianza nacional y de persecución política,  y claro también, su desgobierno ha merecido el aplauso y respaldo incondicional de los sectores de poder económico, y de ciertos medios de comunicación perfectamente direccionados para desinformar y sostener al peor gobierno de la historia.

No señor Moreno. Nadie pretende desestabilizar a su gobierno. Usted es quien lo desestabiliza con tantas mentiras, abusos de poder, persecuciones políticas y desatinos.

Nadie pretende un golpe de estado. Ya su gobierno topó fondo de impopularidad y solo queda una salida democrática, constitucional y en paz.

 

Vaya a su casita y disfrute de los enormes recursos acumulados.

Ya no, señor Moreno.

 

Los comentarios están cerrados.