Ultimate magazine theme for WordPress.

40 años de la «democracia oligárquica», democracia a dedo (video)

Escribe: Marco Pérez Torres

236

De ninguna manera podemos involucrarnos o distraernos en el festejo de los 40 años de democracia si de ese periodo solo podemos hacer la excepción del año, 9 meses y 14 días del gobierno democrático de Jaime Roldós Aguilera y los diez años del ejercicio de gobierno de Rafael Correa Delgado. El resto constituyen la lacra política nacional.

40 AÑOS DE “DEDOCRACIA”

Democracia a dedo, si democracia que se ha manejado y conducido en función de satisfacer los intereses de clase de una minoría que ha explotado y explota a la gran masa de la población; minoría que durante cuatro décadas a desatado las más crueles violaciones a los derechos humanos, recurriendo al asesinato masivo, desapariciones, torturas, persecución y atentado a la libertad de expresión.

La democracia a dedo puesta y sostenida por la gran burguesía y sus gobiernos títeres y lacayos.

Democracia que a dedo a despedazado la república, saqueado nuestros recursos naturales en beneficio de unos pocos.

Democracia burguesa es explotación y opresión, no cabe duda. Y eso es lo que hemos vivido durante éstos cuarenta años del supuesto retorno a la democracia, luego de haber soportado gobiernos militares dictatoriales que lo único que hicieron es permitir el retorno a la democracia supuestamente representativa luego de que la casta militar saciada de tanto enriquecimiento y de que las grandes movilizaciones populares les obligaron a devolver el Poder mal habido el Ecuador volvió a tener gobiernos de elección popular.

Las dictaduras militares dejaron en el camino de la impunidad, con la consigna de perdón y olvido, una secuela de sangre y horror en nuestro país donde voces revolucionarias fueron silenciadas por las balas asesinas mediante el trabajo selectivo de pesquisa realizado en nuestro país por la CIA, central de inteligencia de los Estados Unidos y los organismos de seguridad interna títeres de las violaciones de los derechos humanos.

Pues fue la lucha popular la que obligó a las dictaduras militares a que devuelva el poder mal habido. Fue la lucha popular y el sacrificio de nuestros líderes populares lo que obligó a los milicos asesinos el retorno de la tan anhelada democracia.

Pero ese retorno indudablemente venía cargado a la mano de los mismos detentadores del poder político y económico de la república, de los grupos vinculados a la gran burguesía dispuestos a seguir devorando la riqueza nacional con la alcahuetería de los gobiernos sumisos e impuestos por ellos en procesos electorales amañados y fraudulentos.

El pueblo harto del abuso militar dictatorial eligió en las urnas al presidente Jaime Roldós Aguilera hombre con tendencia democrática progresista quien al no someterse al poder del gran capital fue víctima de un cobarde asesinato mediante atentado al avión que lo conducía por la provincia de Loja.

Hubo quienes calificaron como accidente de aviación, pero que en función de las evidencias e investigaciones se determina que ahí estuvo la mano de la CIA porque Roldós se atrevió a desafiar al intervencionismo estadounidense en nuestro país y a implementar gestión de gobierno para instaurar la anhelada democracia al margen de los grupos de poder. En el libro del destacado escritor Jaime Galarza se menciona quiénes mataron a Roldós rompiendo así el velo de silencio desde la prensa corrupta y mercenaria.

Jaime Roldós gobernó el país 1 año, 9 meses y 14 días. El joven presidente gozó de mucha simpatía por sus altas cualidades humanas, morales, sociales, cívicas y alta preparación académica, pero ante todo por querer implementar una política nacionalista sin intervencionismo extranjero de los estados unidos.

A partir de ese momento sucedieron en el poder una caterva de gobierno derechistas y populistas que profundizaron la brecha económica entre pobres y ricos, que saquearon nuestra riqueza nacional para repartirla con las transnacionales sometiendo al pueblo a duras represiones.

El recuento de la gestión anti Patria es extremadamente largo por lo que me sujeto a mencionar estas líneas de acción política que ha caracterizado a los cuarenta años de la supuesta democracia que hoy celebra el gran poder con la alcahuetería del gobierno más tramposo, traidor y corrupto que registra la historia como es el régimen dictatorial de Lenin Moreno.

De ninguna manera podemos involucrarnos o distraernos en el festejo de los 40 años de democracia si de ese periodo solo podemos hacer la excepción del año, 9 meses y 14 días del gobierno democrático de Jaime Roldós Aguilera y los diez años del ejercicio de gobierno de Rafael Correa Delgado. El resto constituyen la lacra política nacional.

La década de Correa significó para el país la construcción de las bases para una auténtica democracia. La destrucción parcial del gran poder de la burguesía y la defensa de nuestros recursos naturales, la implementación de la política de derechos y ejercicio de derechos y el desafío al intervencionismo norteamericano. Complementado esto con el triunfo en las urnas por catorce ocasiones donde el pueblo le dio su voto de confianza y respaldó su reelección. Algo inédito en Ecuador luego de periodos de inestabilidad política.

¿de qué democracia nos hablan ahora cuando hemos vivido periodos de golpes de Estado de gobiernos que rotaban el poder de un banquero a otro, de una transnacional a otra, de la intromisión de un embajador yanqui a otro en nuestro país…?

Pues de esos cuarenta años los recuperables de esa época de saqueo son apenas los 10 años de Correa y el año, nueve meses y catorce días de Jaime Roldós. De modo que no cabe la gran celebración impuesta mediáticamente por el gobierno traidor y corrupto interesado en imprimir el patrioterismo más descarado.

El concepto de Democracia de gobierno del pueblo para el pueblo no hemos vivido en el Ecuador, con excepción de los períodos señalados de Roldós y Correa.

Con Roldós provocaron un magnicidio orquestado por la CIA y la burguesía nacional y a Correa hasta hoy que buscan matarlo políticamente para que no vuelva a conducir el Estado de derechos que ejerció.

La persecución a Correa no cesa y en estas recientes horas la justicia controlada por el gobierno corrupto, traidor, vende Patria y Neoliberal- privatizador de Moreno le emite una nueva orden de prisión supuestamente por delitos construidos en las mentes de sus perseguidores.

40 años donde ha primado la democracia a dedo impuesta por los grupos vende patria. Democracia a dedo y a la carta para satisfacer los voraces apetitos de una minoría explotadora.

No queda otra opción que retomar las lucas populares para recuperar la institucionalidad democrática y el Estado de Derecho y derechos. “No se vive celebrando victorias si no superando derrotas”, decía el CHE. Ese es el camino.

Los comentarios están cerrados.