Ultimate magazine theme for WordPress.

EL FARSANTE

Por: LUIS TORRES RODRÍGUEZ

1.734

Corrupto, no solo es el que roba dinero en sacos de yute, sino el que miente y construye un gran pedestal de farsante.

Había una vez un gran territorio selvático, ubicado al oriente del territorio ecuatoriano, tan extenso, abandonado y desconocido para sus pobladores, que prácticamente no sabían ni donde vivían. Los vecinos depredadores se llevaron gran parte del territorio selvático y para justificar la incapacidad gubernamental de mantenerlo, algún presidente dijo que el “oriente era un mito”, lo que produjo en muchos de sus habitantes una falta de identidad nacional y una orfandad de ideales y convicciones por qué luchar y a qué aferrarse.

Los escapados de la zona, llegaron a las urbes pobres y maltrechas, pero inmensamente superiores a su lugar de origen. Abrir un horizonte para sostenerse y mantener al grupo familiar, fue muy duro y difícil. Solo a condición de someterse y encarrilarse dócilmente en el sistema, fue factible que superaran muchos escollos y pudieran sobrevivir en un entorno hostil y desconocido.

Aprendieron fácil y necesariamente que el dobles en la vida era indispensable; que la hipocresía era una característica forzosa para abrir muchas puertas; que la mentira era un camino sinuoso para alcanzar el éxito; que ponerse muchas máscaras confundía a los del entorno y engañaba a la mayoría.

Construida así la identidad del nada, fue fácil nadar en el mar del oportunismo y la corrupción. Una acción común en el sistema capitalista, que pudo acabar con su vida, fue convertida en una oportunidad para llamar la atención de los políticos, que fue utilizada magistralmente. (ahora notamos que no fue utilizado, sino que él los utilizó)

Esta realidad con una cierta capacidad histriónica para hacer reír, fue el complemento ideal para llegar al primer cargo burocrático que tiene un Estado.

“La persona es, lo que hicieron de ella”. Ahora que está ubicado en una gran vitrina pública, descubrimos, no un cambio en lo que es el oriental, sino que vemos lo que transparentemente es, en un año de desgobierno.

–       De vicepresidente del mejor gobierno de la historia del Ecuador, a vicepresidente del gobierno más corrupto de la historia del Ecuador;

–       De ser el bromista de los gabinetes itinerantes, a ser el más serio violador de la Constitución como Presidente;

–       De prometer cumplir un plan de gobierno progresista, a ejecutar un plan neoliberal;

–       De ofrecer gobernar para las mayorías más necesitadas, a beneficiar a las minorías menos necesitadas;

–       De perjudicar en la construcción del circo social en cerca de un millón de dólares, a más de sesenta millones de dólares en una consulta inconstitucional;

–       De ofrecer decir la verdad, a la permanente mentira.

Es decir, está haciendo lo que hizo en toda su vida, para sobrevivir y alcanzar el puesto en el que está. Es uno de los hijos más excelsos del capitalismo, y por ello es visitado por representantes del gobierno más genocida del mundo; es apoyado por los medios de comunicación más corruptos del planeta; es sostenido por un grupo de especuladores que manejan las cámaras de mercachifles.

Solo éstas “virtudes” internas y “adornos” externos, explican el sostenimiento de una persona sin personalidad ni liderazgo, sin convicciones ni principios, que en su limitada comprensión de lo que es la libre expresión, permite ser vapuleado “libremente” todos los días, por sus constantes contradicciones que rayan en la estulticia.

¿Qué nos espera a los ecuatorianos?: Grandes atracos de los denominados empresarios de las Cámaras; más libertad para el narcotráfico que proviene de sus similares de Colombia y Perú; mayor cantidad de dinero que salga a los paraísos fiscales sin que paguen ningún tipo de impuestos; aumento en la dependencia de directrices que provengan del imperio; y, crecido caos institucional.

¿Cuál es el camino que espera a los ecuatorianos?: Oponernos a este desgobierno; denunciar la traición a los logros alcanzados en el plano social; organizar comités barriales para analizar la situación social; impulsar la revocatoria del mandato del presidente por incapacidad mental y moral.

Corrupto, no solo es el que roba dinero en sacos de yute, sino el que miente y construye un gran pedestal de farsante.

LUIS TORRES RODRIGUEZ

c.c.1703257657

Los comentarios están cerrados.