Ultimate magazine theme for WordPress.

La defensa de Assange presenta una denuncia por espionaje ante la Fiscalía de Ecuador

Gobierno de Lenin Moreno involucrado en tráfico de videos privados

127

«El Gobierno ecuatoriano siempre manifestaba que no había tal vigilancia, que simplemente eran situaciones de seguridad, pero entendemos que hubo cámaras, audios, videos, miles de documentos, fotografías y lo que más nos preocupa, inclusive, filtración de datos de la defensa legal», manifestó Poveda a la prensa.

Carlos Poveda, abogado de Julian Assange, presentó este lunes en la Fiscalía General de Ecuador una denuncia por el presunto espionaje al activista durante el último año como asilado en la Embajada de Quito en Londres.

De acuerdo a Poveda, desde la sede diplomática donde estuvo el fundador de WikiLeaks desde junio de 2012 hasta el pasado 11 de abril, salió información relacionada con la vida privada de Assange.

«El Gobierno ecuatoriano siempre manifestaba que no había tal vigilancia, que simplemente eran situaciones de seguridad, pero entendemos que hubo cámaras, audios, videos, miles de documentos, fotografías y lo que más nos preocupa, inclusive, filtración de datos de la defensa legal», manifestó Poveda a la prensa.

Ese material fue enviado, entre otros, a Madrid (España), desde donde «un grupo de personas intentó vender y extorsionar» a Assange, a quien amenazaron con difundir la documentación, si no recibían «tres millones de euros», dijo el jurista.

En una entrevista a RT, Poveda manifestó que presuntamente «existe una organización» entre los españoles que intentaron extorsionar, el equipo de seguridad que vigilaba y controlaba el interior de la embajada, y servidores públicos de la misión diplomática ecuatoriana en el Reino Unido.

Además, el abogado informó sobre la «persistencia de incriminar en otros cargos al señor Assange y en donde podría aplicarse al condena de muerte» al estar involucrada la ley de espionaje militar.

Frente a este escenario, «todo lo que dijo el Gobierno ecuatoriano resulta un papel muerto, no garantiza absolutamente nada«, refiriéndose a las notas diplomáticas en las que el Gobierno de Reino Unido confirma que el fundador de WikiLeaks no será extraditado a un país en el que pueda sufrir pena de muerte.

WikiLeaks denunció en España

La semana pasada, el despacho de abogados Ilocad presentó ante la Audiencia Nacional española una demanda en nombre del periodista Julian Assange y el director de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, contra varios ciudadanos españoles por la utilización de material privado, que obtuvieron ilegalmente, para extorsionar al activista y al portal.

Según WikiLeaks, el Gobierno de Ecuador grabó las conversaciones privadas de Assange, incluyendo «reuniones con médicos y abogados».

Hrafnsson se enteró de la filtración del material privado de Assange tras seguir una cuenta en Twitter que ofrecía los documentos públicamente. Tras concertar una reunión con los implicados, descubrió que tenían un voluminoso dosier sobre el activista.

Uno de los videos filtrados fue publicado por el canal de Youtube ‘Agencia 6’ el pasado 10 de abril, un día antes que Ecuador retirara el asilo a Assange. En el material se aprecia a Assange en diversas actividades dentro de la sede diplomática y hay un audio en el que el activista dice que «Ecuador lo ha vendido a EE.UU. por dinero».

Assange, una vez expulsado de la Embajada de Ecuador, fue arrestado por la Policía británica y permanece ingresado en la prisión de Belmarsh, conocida como ‘la Guantánamo de Gran Bretaña’, en el sudeste de Londres.

Los comentarios están cerrados.