Ultimate magazine theme for WordPress.

Terminó el circo de Piñera y Duque en Cúcuta con un ROTUNDO FRACASO

Por hoy, la soberanía de Venezuela sigue intacta ante feroz arremetida golpista.

1.322

Con un rotundo fracaso terminó el show inventado por EEUU con la supuesta “ayuda humanitaria” para desestabilizar aun más el gobierno de Nicolas Maduro. Sin poder ingresar los camiones, inventando noticias, y con la sublevación de los militares en contra del presidente solo en los sueños de Guaidó y el fascismo latinoamericano.

El balance de Sebastián Piñera demuestra que el fracaso fue total y que solo les queda demostrar su verdadera cara. Acceder al territorio a través de una INVASIÓN MILITAR GOLPISTA ESTADOUNIDENSE sin mascaras. 
En su discurso totalmente derrotado Piñera dijo “El mundo entero pudo observar hoy que la ayuda humanitaria está disponible, que el pueblo venezolano está disponible con coraje y con decisión a que esa ayuda humanitaria ingrese a Venezuela. Es absolutamente indispensable, urgente, hay miles de vidas que están en peligro y que pueden ser salvadas por el ingreso de esa ayuda humanitaria” Sin embargo esto no se vio reflejado en el país petrolero que vivió una jornada en calma y defendió la soberanía.

“ESTO ES MUY DOLOROSO”

Piñera agregó a su discurso de llanto fingido “ingresó parcialmente la ayuda y era muy necesaria(no ingresó nada). No toda la ayuda y eso es doloroso. Pero todos sabemos quién es el responsable: es la dictadura del usurpador”. imitando el discurso de su par fascista Guaidó quien INVENTÓ el ingreso de un camión en horas de la tarde, que luego fue desmentido.

Piñera terminó usando las amenazas contra Maduro “Maduro tienen sus días contados”. “Vamos a seguir haciendo todo lo que esté a nuestro alcance dentro de los medios pacificos y respetando la Constitución de Venezuela. Hoy ha sido un día muy importante, pero sin duda la lucha continúa”. Piñera de manera solapada y usando el concepto de paz, esconde que solo les queda el ingreso violento tal como Estados Unidos ha actuado en toda su historia y como el gran Roger Waters ha descrito brillantemente en sus redes sociales.

El Fracaso de Piñera fue reconocido por algunos en las redes sociales y también por diversas personalidades del mundo político, incluidos algunos de derecha. Su conferencia final fue sencillamente patética.

Iván Duque tampoco oculta su amargura.

Cual asqueroso perro con rabia, Duque, presidente de Colombia, no pudo ocultar su frustrado plan belicista contra Venezuela bolivariana. “Auguro que la lucha por la democracia y contra la tiranía de Maduro seguirá”, dijo, al tiempo de invocar a “cerrar el cerco político y económico” contra el vecino país.

Amplios sectores de la población colombiana cuestionan el intervencionismo de Duque al que califican en “bestia al servicio del imperio asesino”, aunque las críticas no se vicivilizan en los medios mercenarios de prensa colombianos, pero sí en redes sociales convertidas en trincheras de contrapeso al poder de la desinformación.

De Cúcuta, Duque partió con el rabo entre las piernas, más aún cuando en el receptor escuchaba las palabras de Nicolás Maduro que le fustigaba como “vulgar golpista al servicio de Trump”.

Fotografías captadas antes de la partida de Cúcuta, se ve a Duque, Piñera y Guaidó con rostros de amargados derrotados:

Entre tanto el presidente Nicolás Maduro aseveró este sábado 23 de febrero que Venezuela se mantiene en paz con la unión cívico-militar que rechaza una eventual intervención extranjera bajo las falsas banderas de supuesta “ayuda humanitaria” del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.).

“Nuestro país está y va a seguir en paz, gracias a la conciencia de la gran mayoría de los ciudadanos, que quiere vivir en paz”, afirmó el mandatario en las inmediaciones del Palacio de Miraflores (sede de Gobierno), donde se encontró con el pueblo revolucionario que salió a las calles en defensa de la soberanía y la paz del país.

CERCO MEDIÁTICO TAMBIÉN ES DERROTADO

En franco despliegue mediático de los medios corporativos dirigidos desde Washington y remedados por los latinoamericanos como Clarín, El Mercurio, O Globo, TELEVISA, etc., el domingo se informó que el auto-nombrado “presidente encargado” de Venezuela por Donald Trump iba a movilizar a 600 mil “voluntarios” para repartir la comida chatarra sin explicar cómo se iba a introducir en territorio venezolano sin contar con los permisos y trámites legales previos, así como sin la anuncia del gobierno legítimo del presidente Maduro y del pueblo chavista.

Violando todos los preceptos y principios del derecho internacional, dado que tanto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, como en el ministerio de colonias que es la OEA, nunca se aprobó el envío de “ayuda humanitaria” o de otra índole, a Venezuela; está acción unilateral se la adjudicó única y exclusivamente Estados Unidos bajo la amenaza de invadir a ese país si este insiste en negar dicha “ayuda” y en supuestamente “violar” los derechos humanos que, por cierto, sí se violan todos los días y masivamente en los propios Estados Unidos sin que la cómplice y domesticada mal llamada “comunidad internacional” exprese alguna duda o molestia.

Sin embargo, a pesar de este cúmulo de chantajes, amenazas y agresiones (que los ideólogos intervencionistas prefieren llamar “sanciones“) el pueblo bolivariano se prepara para enfrentar cualquier tipo de intervención, incluso militar, de Estados Unidos y sus esbirros.

Los comentarios están cerrados.