Ultimate magazine theme for WordPress.

Lula denuncia judicialización política contra Rafael Correa

A Lula y a Rafael no solo los unen los mismos valores políticos, sino también una amistad de más de diez años. | Foto: EFE

212

El exmandatario brasileño afirmó que tanto él como el expresidente de Ecuador son víctimas de la “judicialización de la política”.

TELESUR: Desde la cárcel de Curitiba, el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, le envió una carta al exmandatario de Ecuador, Rafel Correa, expresando su solidaridad por la orden de detención que pesa en su contra y denunció que ambos sufren de judicialización política.

Lula, quien se dirige al líder de la Revolución Ciudadana como su “estimado compañero” afirmó que tal como él, el líder ecuatoriano es “víctima de la judicialización de la política” y manifiesta su convicción en que “la justicia finalmente triunfará y nuestros pueblos decidirán democráticamente el futuro de nuestros países y de América Latina”.

Un extracto del mensaje que envió a Rafael Correa, firmada de su puño y letra,Lula compartió en su cuenta de Twitter, minutos antes que el expresidente ecuatoriano publicara una fotografía de la carta.

Te envío mi solidaridad con la seguridad de que la justicia finalmente triunfará, y nuestros pueblos decidirán democráticamente el futuro de nuestros países y de América Latina. Un abrazo grande.

 

Rafael Correa agradeció el respaldo de su amigo de luchas y aseguró que “no podrán contra nuestras montañas de dignidad, verdad y justicia, añadiendo en otro mensaje que “podrán encarcelar nuestros cuerpos, pero no nuestros ideales”, concluyendo con un “¡Venceremos!”.

Asimismo, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, también se sumó al rechazo a la persecución política contra Rafael Correa, a través de sus redes sociales.

La política bolivariana repudió la “criminalización imperial” contra “los movimientos progresistas, nacionalistas y de izquierda de la Patria Grande”.

La Corte Nacional de Ecuador ordenó este martes prisión preventiva contra Rafael Correa, al alegar incumplimiento a la medida cautelar que lo obligaba a presentarse cada 15 días en Ecuador, pese a que compareció ante el consulado de la nación suramericana en Bélgica, donde actualmente reside.

Correa denunció que la Justicia ecuatoriana le impuso una “condición imposible de cumplir”. “Obviamente quieren que vaya allá para no dejarme salir. Me quieren preso o fuera del país, pero inmovilizado” aseguró el expresidente.

Los comentarios están cerrados.